Me gusta

Dátiles

PDFImprimirCorreo electrónico

Son las tres y media de la tarde y Seguridad acaba de llamar a Operaciones para informar que han dejado abandonado un paquete fuera de la zona de los filtros. Seguidamente llamamos a la Guardia Civil para que se haga cargo de la situación.

Pero al ser fuera de la zona de los filtros de seguridad, zona perteneciente al Lado Tierra, la Guardia Civil, que sólo trabaja en el Lado Aire del aeropuerto, nos dice que ellos no pueden ir ya que el Lado Tierra pertenece a la Policía Nacional.

Llamamos a la Policía Nacional que una vez les comentamos la situación, de manera un tanto tranquila, nos dicen que ahora mismo tienen varias denuncias en Comisaría y tienen que tramitarlas, por lo cual, no disponen de personal suficiente para desplazarse.

Ante esta situación se contacta con Seguridad para ver si su personal, podría traspasar el paquete de un lado al otro de los filtros, para que de esta manera la Guardia Civil se hiciera cargo. Al cabo de unos instantes Seguridad nos comenta que su personal ha puesto mil excusas (que si es grande, que si es ancho, que si pesa mucho, etc) antes de cogerlo, y todo al parecer, porque el citado paquete lleva unas inscripciones en árabe y eso les ha hecho dudar.

Finalmente la Policía Nacional accedió al lugar, cogió el paquete sospechoso y lo pasó al otro lado de los filtros donde la Guardia Civil se hizo cargo de él.

Más tarde, según nos contaron, llegó el perro de los Tedax que tras unos breves olisqueos se empezó a relamer indicando que dentro del paquete debía haber algo realmente apetitoso para su estómago y realmente lo había, porque el paquete guardaba un cargamento de dátiles.

Y minutos después apareció por los filtros un pasajero, diciendo que había perdido un paquete. Esta anécdota es de nivel, mínimo de un nivel 4.

Última actualización el Martes 26 de Septiembre de 2017 21:21