Me gusta

Pasajera 69

PDFImprimirCorreo electrónico

Que los aeropuertos suelen servir de improvisados platós o estudios de cine no es nada nuevo, ¿Quién no ha visto alguna vez algún anuncio, documental, o escena de un película rodada en un aeropuerto?. Digamos que entra dentro de lo normal, bueno, de lo normal, si nadie se dedica a alterar el producto original.

Corrían principios del nuevo milenio, y estando de servicio en la terminal del aeropuerto, recibimos una petición para rodar un cortometraje en sus instalaciones. Hasta aquí todo bien, ya que se supone que al recibir la petición, se registra, se tramita y se envía hacia otro departamento que será el que finalmente valore el dar el visto bueno y los permisos a la filmación.

Pero justo aquel día, el personal de la oficina estaba un tanto revoltoso y empezó a comentar la solicitud: “Mira, quieren hacer un corto y piden parte de los mostradores de facturación, y además quieren que sea preferiblemente en horario nocturno y que hubiera poco pasaje….

Y hete aquí que a alguien se le ocurrió la brillante idea de fotocopiar la solicitud, poner typex en el documento original y escribir: “Nombre del cortometraje: Pasajera 69. Equipo de rodaje: 1 Director, 2 cámaras, 4 actores y 3 personas auxiliares”.

Y para que quedara más claro aún, en las observaciones puso: “Al tratarse de un corto de cine para adultos, película X, se requieren biombos para evitar las indiscreciones y miradas de las personas ajenas al rodaje”.

Una vez enmendada y terminada la nueva solicitud, se envió por fax y siguió su camino, generando un revuelo entre las personas que tenían acceso a la información, que no daban crédito a lo que leían, y que a su vez propagaban la noticia.

Hasta que la información llegó a los oídos de quien no tenía que llegar y el “malentendido” llegó a su fin, enviándose seguidamente la solicitud original.

Pero lo que no deja de ser curioso es que a día de hoy, pasado bastante tiempo, todavía hay trabajadores del aeropuerto que recuerdan aquel momento y que juran y perjuran que vieron a los actores, a los cuales describen con pelos y señales, y como no podía ser menos, también vieron el rodaje de algunas escenas de la película.

Y no sabemos si será un capricho del destino, pero si se busca en Internet “Pasajera 69” nos encontramos con una película para adultos rodada en 2010, años después de esta anécdota. Cuidado que al verla, no haya alguna escena rodada en los mostradores de facturación de algún aeropuerto…

Última actualización el Sábado 27 de Enero de 2018 19:26